DE PROFUNDIS

Pintura de Angel Marcel para De Profundis.

Click en la imagen para leer el texto.

Con esta cita el Maestro Iriarte da comienzo a su escrito denominado De Profundis, que recoje su pensamiento y su sentir en sus últimos meses de vida, cuando ya tenía la certeza de su cercana muerte.

 

Cabe destacar que para el momento de su elaboración, el Maestro Iriarte había perdido sus capacidad total de  leer y tenía su sentido del oído muy menguado, siendo, en general, su estado físico bastante deficiente como consecuencia de los tratamientos de quimioterapia y radioterapia a los que fue sometido para atacar el cáncer que padecía.

 

Trabajó en el texto con mucho ahinco y determinación, sin dejar de lado su sentido del humor, manteniendo una actitud estoica hacia el sufrimiento, aplicando las lecciones del indio Yaqui Don Juan, quien expresaba, que puede haber daño en el cuerpo pero no sufrimiento, porque este último es producto de la mente.

 

De esta manera intentó preparar a familares, amigos, alumnos y exalumnos ante la inminencia de su muerte.

Es tal vez el último día de mi vida.
He saludado al sol levantando la mano derecha,
mas no lo he saludado diciéndole adiós.
Hice la seña de que me gustba verlo: nada más.
Fernando Pessoa

El Maestro Iriarte 5 días antes de morir