Antonio Iriarte Cadena

Semblanza

Por: Diana Patricia de Iriarte

Desde su silencio sigue siendo voz:

               desde su penumbra, luz *

PRELIMINARES

Dotado el Maestro Iriarte de un agudo  sentido del humor, de una gran calidez en su trato y de una sabiduría que le permitía pasearse con soltura entre las distintas áreas del conocimiento, resulta muy difícil aproximarlos a ustedes a su naturaleza esencial debido a las limitaciones del lenguaje. Sin embargo y para intentar una mayor comprensión de su legado trataré de abordar sus distintas facetas por temas, tratando de dejar entrever cuales fueron sus  aspiraciones en cada campo  y cuáles sus propósitos humanísticos en lo que se refiere a sus enseñanzas, de dónde proceden y desde qué ámbito intelectual se construyen sus saberes y convicciones. Porque debo reiterar aquí que si bien su naturaleza humana, su bonhomía, fue siempre  un rasgo propio de su personalidad, surgido, por supuesto del noble hogar en el cual nació, sus convicciones y la construcción de sus saberes pedagógicos, filosóficos y literarios, fueron a lo largo de su vida producto de un parto intelectual doloroso, que derrumbó al menos en tres ocasiones comprobables su edificio intelectual dando lugar a estremecedores cambios de paradigmas con sus respectivas consecuencias en su hacer cotidiano.

 

Considero que el principal motivo para la creación de esta cátedra por parte del Maestro Carlos Bolívar Bonilla quien lideró la idea y de las  directivas académicas y administrativas que lo respaldaron,  fue la necesidad de que las futuras generaciones desde sus diferentes áreas de conocimiento  puedan consolidarse como  humanistas integrales con base en  las obras y, en general, el legado del Maestro Iriarte, quien demostró  que sí es posible construirse y reconstruirse en lo humano y en lo intelectual y como el mismo  Maestro  lo expresó en la introducción de su obra El Arte de Maravillar  “…Para contemplar la posibilidad de vivir una apasionante aventura humana e intelectual de la mano de la sensibilidad estética, de la historia, de la filosofía, del arte y de la ética, todo lo cual tendría que conducirnos a un común y hermoso destino final: el crecimiento como personas humanas que hagan no tan utópica , no tan dramáticamente lejana la tarea prioritaria de ayudar a reconstruir el alma de nuestra bella y destrozada nación”[1]

 

*Dedicatoria de Antonio Iriarte  dirigida al "prof" Bein en su libro "El Arte de Maravillar" y que ahora  retomo para dedicársela al Maestro Iriarte en esta semblanza.

 

 

Antonio  con su  hija Marieta

Familia Iriarte. De izquierda a derecha Marieta, Diana Patricia, Diana Constanza, Antonio y su mascota "Monseñor"

Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo.

Segundo movimiento

PRIMERA RUPTURA PARADIGMÁTICA: DE LA ESCOLASTICA A LA MODERNIDAD

January 15, 2023

El Maestro Iriarte en su larga búsqueda de conocimientos debió afrontar en su vida serias reflexiones filosóficas, epistemológicas y ontológicas que lo llevaron a modificar su anterior pensar y a reconstruirse poco a poco como un humanista integral. Esta primera rúptura de paradigma supuso un cambio desde su visión Escolástica del mundo y del hombre a los terrenos de la Modernidad.

SU GRAN PASIÓN: LA GUITARRA

February 23, 2023

La interpretación de la guitarra clásica era para el Maestro Iriarte el mejor disfrute en su vida. Gentil Montaña, su maestro preferido. Su ídolo fue Andrés Segovia, el mejor guitarrista de todos los tiempos, y su pieza de guitarra favorita el Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo.

DON QUIJOTE DE LA MANCHA: FUENTE DE SU QUEHACER PEDAGÓGICO Y BASE PARA OTRA RUPTURA DE PARADIGMA.

May 28, 2023

Su fascinación por el Quijote era visible en la manera como el Maestro Iriarte dictaba sus clases que eran, según sus propias palabras, "una excursión vital al territorio de las grandes obras, un proceso de conocimiento de lo particular con sentido de totalidad y  en el cual el maestro era simplemente un cómplice  del conocimiento y del goce estético de sus alumnos." 

 

DOCENTE Y HUMANISTA INTEGRAL

January 01, 2020

Para el Maestro Iriarte el arte de enseñar supone una relación de complicidad entre maestro y alumno. Al respecto plantea en su obra El Arte de Maravillar:  “Complicidad y cómplice. Dos hermosas palabras dignas también de la noble condición del maestro, de su persona y de su profesión. No cabe duda: el acto pedagógico supone la complicidad de al menos dos personas en relación con esa otra estupenda y radical transgresión del paraíso que es la aspiración al conocimiento”

 

 

 

 

SEGUNDA RUPTURA PARADIGMÁTICA: LA RAZÓN VULNERADA

May 20, 2016

El Maestro Iriarte estudió la obra de Carlos Castaneda durante 20 años y profundizó en el conocimiento de la concepción del mundo y del hombre propia de las culturas precolombinas, particularmente de los indios Yaqui de México. Tal conocimiento le ha permitido, además, establecer en su obra La Razón Vulnerada contrastes significativos entre las cosmovisiones aborígenes y la cultura oriental, a partir de un estudio comparativo entre éstas, el pensamiento de oriente (taoismo, budismo e hinduismo) y algunos de los postulados más sugerentes de la física cuántica y de la mecánica ondulatoria.

TERCERA RUPTURA PARADIGMÁTICA: DE PROFUNDIS

El Maestro Iriarte en su texto denominado De Profundis que escribió en los últimos días de su vida, nos enseña a no pelearnos con la muerte, a no considerarla nuestra enemiga, pues ella, la muerte,  “…nada me ha quitado, y nada les quitará a ustedes. Ella, la señora muerte, hace parte del ciclo natural en el que consiste nacer para morir.  Una vez Ying, otra vez Yang, eso es el Tao”, nos enseña Lao Tse. Dos aparentes caras de una sola y única realidad.  Ritmo universal y sagrado por el que se gobierna todo cuanto existe en el universo  perceptible y no perceptible: El big bang, el día y la noche, el movimiento de astros y constelaciones, la respiración, la diástole y la sístole, el vaivén de cuerpos ardientes que se juntan para luego separarse, la atracción y la repulsión que los físicos advierten en los átomos, y los astrónomos en los grandes sistemas planetarios, la pleamar y la bajamar,  el ritmo de movimientos y sonidos sin el cual sería impensable la vida de poetas,  músicos y  danzarines, el sueño y la vigilia, en fin, la salud y la enfermedad,  la vida y la muerte.”

 

 

 

 

Please reload

Antonio Iriarte en el Seminario Menor de Garzón. Segundo a la derecha.

Carátula de la obra EL Arte de Maravillar publicada en el 2005

El Maestro Iriarte pocos días antes de morir.

Click en la fotografía para leer De Profundis

  • Facebook icono social
  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • LinkedIn Clean Grey

© 2016 Programa de Psicología. Proudly created with Wix.com